Anoche, América de Cali se impuso 4-1 ante Cerro Porteño de Paraguay en el estadio Olímpico Atahualpa, en el partido que definía el tercer y cuarto puesto en la Copa Libertadores Femenina 2019. Resultado que les permitió quedarse con un premio de USD 30.000.

En el primer tiempo, las Escarlatas se pararon mejor y se adueñaron del balón, una muestra de ello fue en el minuto 6 con su capitana Catalina Usme, quien por poco abre el marcador a su favor con un potente remate que se estrelló en el palo derecho del arco rival.

El primer gol del encuentro llegó a los 18 minutos, con una gran definición de la delantera Gisela Robledo, que en una jugada individual dejó a dos defensoras en el área rival y definió por encima de la arquera paraguaya Gloria Saleb para adelantar a las Rojas en el marcador.

Seis minutos después, Catalina Usme asistió desde el costado izquierdo con un centró a Gisela Robledo, quien con un cabezazo dentro del área chica contraria logró anotar el 2-0 parcial.

El conjunto guaraní descontó en el minuto 33 a través de su jugadora Marta Agüero, que con un disparo desde mitad de cancha marcó el único tanto del equipo.

En el segundo tiempo, el cuadro de la Sultana del Valle buscó ampliar la ventaja en varias oportunidades con acercamientos de Catalina Usme y Carolina Pineda.

En el tiempo de adición, América liquidó el partido con un contragolpe comandado por la volante Jessica Caro. Gisela Robledo probó a puerta con un remate cruzado, pero la arquera rival despejó el balón a un costado. El rebote lo cazó Leysy Pulgarín que controló con su pierna derecha y definió a ras de piso para enviar la pelota en la red rival.  

Con este resultado, América de Cali hizo historia en su primera participación en la Copa Libertadores Femenina, al demostrar ser uno de los mejores equipos del continente y ser el equipo colombiano que más lejos llegó en el certamen internacional.

Hoy, las dirigidas por Andrés Usme viajarán de regreso a Cali para compartir este logro con su gran hinchada y sus familias.